edithunon

Casi al finalizar el siglo veinte, se empezó a llenar de personalidades con distinción en la moda a nivel mundial, de hecho cada década le dio un nuevo giro a la forma de vestir de una manera apresurada, que las temporadas iban volando a cada paso en la vida cotidiana. Coco Chanel, Vivienne Westwood, Carolina Herrera, Donna Karan, Janet Klein, entre otras diseñadoras crearon una potencia de la moda como algo natural, pero una mujer quería mirar hacia otro lado, a un espacio en blanco que desde los inicios del cine realizó un excelente trabajo y creó no sólo un imperio, si no una nueva forma de trabajar detrás de cámaras para el bienestar de la industria cinematográfica, muy pocos saben su historia, tenemos que nombrarla y esa persona es: Edith Head.

Ella nació en San Bernardino, California, Estados Unidos en 1897, unos añitos antes de iniciar el siglo. Se puede decir que ella fue como la madre de las diseñadoras venideras, la que inicio una nueva ola de imagen, estilo y pasión en la forma de vestir de cada estrella que llegaba a su camerino, fue la influencia que toco levemente dejando el cine hacia el mundo moderno. Según algunos biógrafos en la especialidad, Edith Head compartía gustos distintos y le gustaba lo innovador, ella quería imprimir su sello en cada imagen por ello tenia mucha comunicación con Chanel (la abuela de las diseñadoras), fue una de sus seguidoras, entre otras personalidades del medio que la inspiraban a realizar mejores trabajos.

Cuando ella inicia su carrera con Paramount Pictures (que de hecho le fue muy fiel a la empresa) a principios de los años treinta, se da cuenta que el cine todavía no tenia un rumbo fijo en varios de sus apartados en producción, no se daba un seguimiento, no se tomaba en serio como una labor y la participación de elementos fuera de cámara, por desgracia eran solamente personal que iba a los estudios hacia su trabajo en pequeños camerinos o remolques y regresaban a su casa sin saber donde iban a dejar lo primordial de su mano de obra sin mejores sueldos, por ello tenía que cambiar la ideología.

"PUEDES CONSEGUIR LO QUE QUIERAS, SI TE VISTES PARA CREER EN ESO". Edith Head

Ella sugirió amablemente que se creara un modesto cuarto donde le dieran su espacio para poder platicar con los actores y crear el vestuario de la película en curso; después de unos años ella misma creo su propio departamento de vestuario aun lado de cada estudio, venia, lo montaba, ponía las cosas más importantes, desde telas hasta los maniquís y se quedaba hasta el final de su rodaje, haciendo notar que el diseño de vestuario era parte de un todo; ahí fueron determinantes sus acciones por que en ese espacio ya podía presumir como parte importante de la producción y con ese carácter que la distinga fue el rayo que destruyo muchos prejuicios, al pasar los años no sólo trabajaba en cine para la empresa que la vio nacer, también se a justo a varias casas de diseño y muchas personalidades la empezaron a buscar, hizo vestidos de novias, trajes de baño, diseños originales tanto de pantalones y ropa de verano, sombreros, bolsas, uno de sus icónicos es el vestido negro con perlas que usa Audrey Hepburn en Desayuno con diamantes - Breakfast At Tiffany´s. -1961

Otro punto importante es cuando la academia de ciencias y artes cinematográficas le va dando relevancia a ese tipo de trabajo porque no se consideraba como una parte esencial del filme y no fue hasta 1948 que se abre la categoría por Mejor Vestuario en una película. Edith diseño e hizo el vestuario de muchas cintas de diferentes géneros desde 1930 a 1970, su gran orgullo es el vestuario que hizo para la película Sansón y Dalila – Samson and Delilah – 1949, existe una lista enorme de su trabajo en el cine desde: El Golpe hasta Eva al desnudo, dejo muchos vestidos a grandes figuras de ese tiempo, figurines y diseños en sus marcos, es una parte medular por el impulso que dio al cine.

Tuvo la oportunidad de colaborar varias veces con directores de alto calibre como: Milos Forman, Alfred Hitchcock, Laurence Olivier, Sydney Pollack, entre otros, pero si Meryl Streep ha logrado obtener hasta la fecha 21 nominaciones al premio de la academia en una sola categoría, Edith Head consigo por mejor vestuario una discreta cantidad de 35 postulaciones y aún sigue siendo influencia en los años venideros. Eso nos garantiza el talento indiscutible de una diseñadora que le abrió el camino a varias generaciones de vestuaristas y transformara la vida del cine, cosa que ninguna persona había hecho hasta que apareció ella tras la cámara, dejándonos en claro que el conjunto lo hace un todo.




​MAESTRA EN EL DISEÑO

​Una de sus aportaciones en el mundo del cine, ha sido la enorme influencia, en que la industria le ha tenido abrazada desde antes de su muerte, porque ha tenido la forma y manera de querer seguir con su trabajo noble y casi perfecto pero bien puesto con estilos únicos, por eso hoy día podemos ver a grandes diseñadoras de vestuario dando pasos fuertes como: Sandy Powell, Colleen Atwood, Eiko Ishioka y Milena Canonero.

​UNA ESTRELLA EN EL CAMINO

​Edith Head, es una de las pocas personas, sin ser actor o director, por decir una celebridad de la pantalla grande, que ha podido figurar en el paseo de la fama de Hollywood, con el nombre de su propia estrella, gracias al enorme talento que se dio a conocer con su amplio trabajo y bien merecido esfuerzo. 

​UN RECORD DIFÍCIL DE COSER

​Por el momento es la única persona en la historia del cine (dentro del staff) que se ha ido a casa con 8 oscares en mano en el transcurso de su carrera, y una por partida doble al ganar la misma noche en una ceremonia por vestuario en blanco y negro y a color. Cuando dio su último discurso dijo: Imagínense vestir a dos de los actores más guapos del momento para que le den de premio a un tipo desnudo.