Rock Of Ages: Un musical con mucha historia

thumb-1920-812792
El traslado de un musical a la pantalla grande no siempre resulta exitoso. Uno podría pensar que el género es para un público selecto que gusta de las "historias cantadas" y que por ello, sólo cierta audiencia está dispuesta a pagar una entrada al cine para ver un musical, en lugar de ir al teatro.

Excelente pelicula, grandes temas y muy buena historia.

- Rafael Jimenez -
Como cualquier otro producto cinematográfico, el musical no escapa a las reglas de cualquier película exitosa: Una buena historia, bien contada y con buenas actuaciones. Rock of Ages reúne esos elementos y cumple lo que promete. Claro, sin tener la complejidad de una trama rebuscada o profunda, o una historia que sorprenda o deje perplejo al espectador.

Se trata de un guión nada complicado, fiel reflejo de la frugalidad de los años 80 con el glamour de las celebridades de la época y la inspiración de aquéllos que aspiraban a serlo; cuyas historias personales se expresan en una mezcla de rock, colores y luces de neón tan intermitentes como encandilantes. Una historia cuyo mensaje es la recompensa que espera a aquél que persevera en creer en sus sueños y en seguir lo que le dicta su corazón.

Esto se ha visto antes y La Era del Rock se quedaría en la mediocridad si no fuera porque a la familiar e inocentona historia romántica de dos jóvenes protagonistas se les suma una galería de peculiares personajes "secundarios". Todos excelentemente interpetados por un elenco que incluye a Tom Cruise, como el decadente rockero Stacey Jaxx, Alec Baldwin, Paul Giamatti, Rusell Brand y Catherine Zeta-Jones. Gracias a ellos la película se experimenta como un prisma de diferentes colores que mantiene nuestro interés.

Tanto es así que pese al buen trabajo del Mexicano Diego Boneta y Julianne Hough desearíamos que algunas de sus escenas iniciales hubiesen sido cortadas. No por los actores, sino porque sus roles son desabridos en comparación con el manager inescrupuloso de Giamatti, el bohemio dueño de club nocturno de Baldwin, la supuestamente puritana de Zeta-Jones y en especial el excéntrico cantante -y su simia mascota- de Cruise.

Sus peinados y vestimentas los presentan como estereotipos de la década. Las situaciones que protagonizan son absurdas y muy cómicas, siempre con un guiño a más de un espectador nostálgico. Sin ser una parodia, basta aguantarse en la butaca los primeros minutos de la misma para darse cuenta que la película no se toma en serio a sí misma y que es consciente de sus clichés.

Dado que al final del día se trata de un musical, corresponde agregar aquí algún comentario sobre la banda sonora del filme. La música de Rock of Ages se integra tan bien con el ambiente, la historia y sus personajes que jamás sentimos que el guión hubiese sido forzado para acomodar las legendarias canciones "ochenteras".

En resumen, una película entretenida y disfrutable para el público en general, donde la música, los personajes y la historia se funden en un producto artístico con identidad propia. Sin grandes pretensiones, logra -como dice su slogan- hacernos pasar un buen momento.

-Reseña crítica de La Era del Rock escrita por Miss Marple.

La película Rock of Ages viene sonando dese el pasado 15 de Junio (fecha de estreno en Estados Unidos).


Life Of Pi: ¿Que harias en su lugar?
Red Hot Chili Peppers: Haciendo historia en Egipto